¿Eres una persona mentalmente sana?

Publicado por Catalina Rojas en

Alguna vez te has preguntado, ¿Cómo saber si estás mentalmente sana? ¿Qué significa estar mentalmente sana? ¿Cómo nos mantenemos mentalmente sanos? O, ¿Qué hábitos tienden a tener las personas mentalmente sanas? ¿Conoces cuáles son las señales de que eres una persona mentalmente sana?

La salud mental es tan importante como la salud física

Una buena salud mental no significa que siempre te sientas feliz o que nunca tengas mal humor. Simplemente significa que puedes aprender, sentir, expresar y manejar una variedad de emociones positivas y negativas.

Todos tenemos que enfrentar desafíos en la vida. Las personas con buena salud mental tienen más probabilidades de afrontar los altibajos y ser capaces de formar y mantener buenas relaciones con los demás. Si tienes buena salud mental, ¡te sientes bien!

Si eres una persona mentalmente sana es posible que tengas emociones que incluyan felicidad, amor, alegría o compasión y, en general, te sientas satisfecha con la vida. Profundicemos un poco más para analizar si estamos realmente cuidando de nuestra salud mental.

Mentalmente Sana

Señales de que eres una persona mentalmente sana

1. Tienes relaciones saludables.

Si tu salud mental está en buena forma, es más probable que trates a los demás de manera justa, lo que significa que amas y respetas a quienes lo merecen.

Esto también significa que no desperdicias tus recursos (tiempo, dinero, energía) en personas tóxicas ni toleras su comportamiento perturbador. Si te encuentras con algo que parece tóxico o poco saludable, simplemente tomas una decisión al respecto, en lugar de reaccionar emocionalmente o aceptarlo pasivamente. Tómate tiempo y re-evalúa tus relaciones con los demás de forma regular. Esto te ayudará a mantener los límites y la paz mental.

2. Estás dispuesto a asumir riesgos.

Ser capaz de “estirarte” -no solo dentro de tu zona de confort sino más allá de ella- requiere mucha fuerza y ​​resistencia. ¿Estás dispuesta a «salir a la luz», abandonando esa zona de confort? ¿Puedes confiar en ti misma para manejar el fracaso, si este ocurriera ? ¿Te conoces lo suficientemente bien como para saber eso por lo que vale la pena arriesgarse? ¿Puedes perdonarte a ti misma, si no tienes éxito?

La fuerza necesaria para correr el riesgo de fracasar, ¡es una Gran Fortaleza! Las personas mentalmente fuertes entienden que pueden superar cualquier cosa. Cada problema es una oportunidad para mejorar. Ven sus problemas como ventajas para desarrollar una mentalidad de crecimiento y también su resiliencia.

3. Entiendes que las fluctuaciones en tu salud mental son naturales.

Una buena salud mental no significa que siempre te sentirás agradable, o que la tristeza o problemas mentales -como la ansiedad y la depresión- no saldrán a la superficie.

Simplemente significa que, con el paso del tiempo, te vuelves resistente y sabes que estas emociones negativas son solo ondas que pasarán para dar paso a los buenos momentos. También, una buena salud mental se caracteriza por la conciencia de que las emociones negativas son parte integral de la vida.

Al final, realmente se trata de superar las emociones y pensamientos negativos en lugar de dejar que se conviertan en un patrón. También implica no resistirse a la ayuda de tus seres queridos o de un consejero profesional, si es necesario. Después de todo, ¡todos necesitamos a las personas que amamos para que nos ayuden a superar los momentos difíciles!

4. Le dices «No» a la gente.

Las personas mentalmente fuertes saben cuándo decir «no». Si eres mentalmente fuerte, sabes dónde termina tu responsabilidad emocional y dónde comienza la de otra persona, y viceversa. Te sientes cómoda defendiéndote a ti misma y has aprendido que decir «no» a las violaciones de tus límites, la agresión y el comportamiento injusto.

No sientes culpa o vergüenza por expresar tus emociones y transmitir tus disgustos. En cambio, ¡te sientes liberada y satisfecha mientras lo haces! Entiendes que decir «no» es tan importante como decir que sí. Y estás totalmente convencida de que crear límites es muy importante para tener una vida significativa.

5. Te sientes cómoda contigo misma

Las personas mentalmente sanas se sienten extremadamente cómodas y confiadas en “su propia piel”.

Muchas de nosotras, nos levantamos todas las mañanas y vamos a nuestro armario a elegir nuestro atuendo para el día. Sin embargo, las personas que se sienten cómodas consigo mismas, no se preocupan «en exceso» por lo que los demás puedan pensar de ellas o de su imagen.

Las personas mentalmente sanas, saben quiénes son y están totalmente de acuerdo con que, no a todas las personas tienes que gustarle. Siempre habrá gente a la que no le gustes, sin importar lo que hagas. ¡No se puede complacer a todo el mundo! Y cuando entiendes esto… ¡la magia sucede!

Mente Sana

En mi caso, la vida se volvió mucho más manejable cuando aprendí a sentirme más relajada, confiada conmigo misma y segura de mi apariencia, al interactuar con los demás. Entonces desarrollé la capacidad de transmitir la impresión de que comprendo, clara y satisfactoriamente, mis propias habilidades. Teniendo claro que hay cosas que podemos mejorar, así como hay otras que debemos aprender a aceptar. ¡Y esto es parte de estar mentalmente sanos! Amar cada parte de ti, incluso aquellas que en algún momento te pudieron resultar desagradables.

Después de leer esto, ¿puedes definirte como una persona mentalmente sana? Recuerda: estar mentalmente sano significa cuidarte mental y físicamente. Tu salud mental afecta TODOS los demás aspectos de tu vida. Así que entrena tu mente y, ¡cuida de ella!


Sígueme en Instagram.

También puede interesarte leer «Qué es Autocuidado y cómo agregarlo a tu vida».


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *