¿Es el miedo tu más grande enemigo?

Publicado por Catalina Rojas en

Qué es el miedo y por qué puede convertirse en nuestro peor enemigo

El miedo se define según la Real Academia Española como «la angustia por un riesgo o daño, real o imaginario» y está presente en nuestra vida queramos o no. Todos lo hemos sentido muchas veces y sabemos que no se trata de nada divertido. Ahora bien, ¿podría el miedo ser nuestro más grande enemigo? Sí, podría serlo, y debido a que sabemos que al enemigo es mejor tenerlo cerca, y que conocerlo bien puede ser la clave para derrotarlo, vayamos más profundo y analicémoslo. ¿Dónde nace el miedo? ¿Por qué puede ser una emoción tan fuerte? ¿Es una emoción negativa o positiva? ¿Qué propósito tiene en nuestra vida? ¿Cómo podemos vencerlo? Analizaremos acá cada una de estas preguntas.

Dónde nace el miedo

El miedo puede nacer de varias maneras. Por ejemplo puede nacer a raíz de experiencias vividas que han resultado traumáticas en nuestra vida, como por ejemplo el miedo a la oscuridad. Cuando somos niños la sensación que experimentamos en la oscuridad no es para nada agradable -inclusive si se trata de lugares que nos son familiares como nuestra habitación- esto puede desatar un temor injustificado a estar en lugares oscuros, aún en personas en edad adulta.

Otra forma en la que el miedo se desarrolla es a través de las experiencias de otras personas. Así, puede suceder que le temamos a muchas cosas que nunca hemos experimentado. Al escuchar experiencias negativas de la gente, damos por sentado que serán lo mismo en nuestro caso, sin pensar que quizás nuestra vivencia pueda ser diferente. Por ejemplo el temor que sentimos al emprender un nuevo negocio porque escuchamos que ciertas personas fracasaron al intentarlo.

Pero sin duda alguna, el mayor de los temores lo sentimos cuando nos enfrentamos a lo desconocido. Este es un temor muy común y muy humano, pero también muy dañino si se lo permitimos. Cuando nos enfrentamos a alguna situación desconocida, tendemos a imaginar más que lo peor. Nos gusta exagerar cuando de pensamientos negativos se trata, y nos dejamos envolver por este temor a «movernos hacia lo que no conocemos».

Echamos a volar nuestra imaginación y dejamos que el miedo se apodere de nuestros pensamientos. Sin duda este tipo de temor al igual que los otros, nos puede frenar e impedir que avancemos en la vida, paralizados por el temor a lo que podría suceder. Y así sucede que dejamos pasar oportunidades que hubieran resultado valiosas desde todo punto de vista. Porque incluso si la experiencia no resultara del todo positiva, toda situación en la vida nos deja un aprendizaje.

Qué hace de nuestro enemigo, el miedo, una emoción tan poderosa

Es importante recalcar que el miedo puede resultar ser también una herramienta de subsistencia. Puede evitar el exponernos a situaciones de vulnerabilidad o alertarnos de algún peligro. No obstante, debemos tener muy presente que si le damos oportunidad al miedo de actuar más allá de lo normal, nos podríamos convertir en personas ermitañas, alejadas de todos y de todo. Esto podría impedirnos experimentar la vida con curiosidad y aprender de nuevas situaciones, personas o vivencias que pueden en definitiva, enriquecer nuestro paso por este mundo.

El miedo es tan poderoso como nosotros se lo permitamos, porque es capaz de desatar los más extraños malestares, cuando le damos vida en nuestra mente a las más angustiantes experiencias, aún sin haberlas vivido. Puede causar sudoración, insomnio, pérdida del apetito, problemas estomacales, dolores de cabeza, entre otros. Pero además puede afectar nuestra vida en muchísimos aspectos tanto en nuestra evolución personal como en nuestra productividad laboral.

El miedo: emoción negativa o positiva

Podríamos decir que todo depende del cristal con el que se mire, o se sienta, en este caso. Veamos… Si nos encontramos ante una situación de sobrevivencia. Por ejemplo ante el ataque de un animal salvaje, el miedo podría se algo positivo o negativo dependiendo de lo que este nos empuje a hacer. Supongamos que estamos en el bosque y un oso aparece de repente. Obviamente el miedo se hace presente de inmediato, pero mi sobrevivencia dependerá de la reacción ante ese miedo. Entonces, si me hecho a correr es más que probable que termine siendo la cena del oso.

Ahora bien, podría suceder todo lo contrario. El miedo me paraliza impidiéndome actuar para ponerme a salvo, igualmente peligroso sería el resultado, al bajar por completo mis defensas y exponerme a ser devorada. Pero qué pasaría si al sentir el miedo, lo domino y me permito pensar y actuar cautelosamente, tratando de que mis movimientos no alarmen al animal, pero a la vez, buscando avanzar hacia un estado de seguridad. En este último caso, no se trata de no sentir el miedo -pues esto resultaría imposible- se trata de actuar aún sintiéndolo y utilizándolo para mi beneficio.

El propósito del miedo en nuestra vida

Creo sin duda, que toda persona que se considere valiente a dado gracias alguna vez por el miedo, y yo soy una de ellas. Sé muy bien lo que se siente al mirarlo de frente y decirle: «Puedo sentirte, sé que estás ahí». Aprendí a reconocerlo, a ponerle un nombre. Aprendí a desafiarlo al cuestionar su existencia. Y aprendí a agradecer su presencia en los momentos en que era necesario para mí.

Porque sin miedo no hay coraje, ¡no existe valentía en ausencia del miedo! Y la sensación que se queda contigo cuando lo has mirado a los ojos y lo has vencido, ¡no tiene comparación! Si, necesitamos el miedo en nuestra vida como ese detonador capaz de empujarnos para avanzar, aunque las piernas nos tiemblen. Porque es así como descubrimos el maravilloso poder y la fuerza interior que tenemos, y hasta dónde somos capaces de llegar gracias a él.

Venciendo a nuestro enemigo, el miedo

Por mi experiencia puedo decir que la única manera de vencer el miedo es enfrentándolo. ¿Qué ha funcionado para mi al hacerlo? Te lo comparto en estos simples pasos….

1- Cuando el miedo se haga presente, toma consciencia de él

Primero que todo debes darte cuenta de que está ahí. Todos tenemos pensamientos limitantes corriendo por nuestra mente, ya sea que nos demos cuenta o no en este momento. A veces son tan inconscientes que no podemos escucharlos. Así que detente y escucha. Pregúntate: ¿Qué me detiene? ¿Qué miedo está llegando? Luego escríbelo.

2- Mira al miedo a los ojos

Una vez que escribas el miedo, mira un poco más profundo. Mira tu miedo y pregúntate: ¿Es esto realmente cierto? Deja que el miedo sea real por un momento, dale una voz y míralo directamente a la cara. Por un momento puede ser un poco incómodo. Y puede sonar así …

   «Si haces «esto», puede que a la gente no le agrades. Podrían juzgarte. Pueden pensar que estás loca. Y además, ¿qué pasa si fallas? Podría resultar vergonzoso «. Permite que surjan los temores o el juicio, luego pasa al paso tres…

3- Deja que el miedo sea verdad

Una vez que mires el miedo a la cara y le des voz, deja que el miedo sea cierto por un momento. ¿Cuál sería el peor de los casos si las personas no te quieren, te juzgan o no las hace felices con tu decisión? ¿Qué pasa si fallas al intentar algo nuevo? ¿Qué significaría esto realmente?

   Es probable que nuestros temores sean demasiado dramáticos y no sean cien por ciento ciertos. Tal vez a algunas personas no les gustará tu decisión, pero a muchas otras personas sí. Claro, podrías fallar, pero ¿qué pasa si nunca lo intentas?

4- Considera tus decisiones

Finalmente, recuerda que eres la única persona que puede vencer a tu enemigo: tu miedo. Puedes preguntarte qué es más importante para ti… ¿Escuchar tu miedo y permitir que te paralice? O, ¿Escuchar tu miedo y llevártelo por delante? Por lo general, la respuesta es clara, y podrás avanzar con confianza a través de cualquier situación en la vida, ¡dándole la espalda al miedo!


Sígueme en Instagram.

Te puede interesar leer Lo que debes saber sobre la Meditación.


16 comentarios

online · 10/12/2020 a las 2:25 AM

There is visibly a bundle to know about this. I assume you made various good points in features also. Hanni Michael Leatri

123movies · 31/01/2021 a las 1:06 PM

Attractive component of content. I simply stumbled upon your website and in accession capital to assert that I acquire actually loved account your weblog posts. Anyway I will be subscribing in your augment or even I achievement you get entry to constantly rapidly.| Fredericka Aube Neveda

dublaj · 01/02/2021 a las 3:24 AM

Those are yours alright! . We at least need to get these people stealing images to start blogging! They probably just did a image search and grabbed them. They look good though! Caren Wittie Rapp

donmadan · 04/02/2021 a las 7:02 AM

As a Newbie, I am constantly exploring online for articles that can benefit me. Thank you Selle Skye Schaeffer

720p · 07/02/2021 a las 1:05 PM

That is really attention-grabbing, You are an excessively skilled blogger. Meryl Erskine Marylinda

torrent · 08/02/2021 a las 12:29 AM

Hi, all the time i used to check website posts here early in the break of day, as i like to find out more and more.| Caria Goddard Pulsifer

turkce · 13/02/2021 a las 11:59 AM

I have read some good stuff here. Definitely worth bookmarking for revisiting. I wonder how much effort you put to create this kind of excellent informative website. Penelopa Conrade Nataniel

turkce · 13/02/2021 a las 4:42 PM

Looking forward to reading more. Great article post. Really thank you! Awesome. Christyna Germayne Cece

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *